El pueblo turco y el viaje de Colón

Actualizado: 31 jul 2021

Hernan Matus Padilla.

Estudiante de Historia UMCE.



Consideraciones previas para nuestros lectores.

A diferencia de los que se suele pensar la historia no es solo una de fechas, nombres y lugares. El estudio de la historia se basa en el análisis de procesos históricos de larga duración y en establecer relaciones entre dichos procesos y acontecimientos, que nos permiten entender las características de una sociedad.

Muchas veces el estudio de la historia da la impresión de encontrarse en un círculo vicioso en el que se explican procesos históricos solo para explicar otros procesos similares, sin embargo, es necesario considerar que la mayoría de estos procesos no se logran explicar a cabalidad sin la comprensión de un proceso previo que explica las motivaciones de una sociedad para realizar determinadas acciones o tomar ciertas actitudes frente a su contexto.

El presente artículo busca servir como un ejemplo de lo expuesto en el párrafo anterior. Se propone encontrar una explicación multicausal para la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492. Para ello, se centra en dos ejes principales: la historia del pueblo turco, y el contexto político y social de la Europa del siglo XV.

Vale la pena mencionar que para los propósitos de este artículo se ha recurrido a una explicación superficial. Es por ello que se han omitido de forma deliberada la obra de diversos autores que trabajan el tema debido a que, de ser incluidos, la extensión de este articulo sería excesiva.

Pueblo turco: desde los nómades de Mongolia hasta el Imperio Otomano.

Elaboración propia.

Los primeros vestigios de los pueblos turcos se remontan al siglo II D.C. en las estepas de la actual Mongolia, fueron pueblos nómades y guerreros conocidos como Köktürks o proto-turcos quienes estaban directamente emparentados con los Hunos. Durante el periodo de expansión de los Hunos liderada por Atila durante el siglo V D.C. los pueblos turcos migraron para ocupar las estepas de Asia Central, en los territorios del actual Turkmenistán (cuya traducción literal significa “tierra de turcos”), donde organizarían un gobierno centralizado y establecerían relaciones comerciales con el Medio Oriente, Persia y el Imperio Bizantino.

Es gracias a estas relaciones comerciales que durante el siglo VI d.c. los turcos entran en contacto con los musulmanes de la Península Arábica, y hacia el siglo X buena parte de la población turca se había convertido a la fe islámica.

Por otro lado, durante el siglo X los turcos enfrentaban un periodo de crisis. Los conflictos internos presagiaban una guerra civil, mientras que las guerras contra las tribus mongolas y el Imperio Chino ponían en un serio peligro la soberanía turca en sus zonas fronterizas. En este contexto se produce una nueva migración que dividiría al pueblo turco entre quienes se quedaron en Asia Central y otra parte de la población turca que, liderada por Selyuq ibn Duqaq, ocuparía los territorios del Irán Oriental quienes, con el tiempo conformarían un imperio conocido como “Imperio Selyúcida”, o simplemente “turcos selyúcidas” quienes durante el siglo XI ocuparían todo Asia central, Palestina y la mayor parte de la actual Turquía.

Sin embargo, durante el siglo XII los turcos selyúcidas entrarían en decadencia debido a importantes pérdidas territoriales y derrotas en el plano militar a manos de los ejércitos de Gengis Kan, lo que los obligaría a desplazarse hacia la región de Anatolia (actual Turquía). Mientras tanto el Imperio Bizantino aprovecharía el momento de debilidad del Imperio Selyúcida para recuperar la Península de Crimea; todo esto sumado a revueltas internas obligaron a los selyúcidas a capitular y convertirse en vasallos de los mongoles. Sin embargo, poco tiempo después llegaron a un acuerdo con Bizancio que les permitió asentarse de forma segura en la región de Gálatas (al norte de Turquía) a cambio de convertir su ejército en mercenarios al servicio del Imperio Bizantino.

Durante el siglo XII con un Imperio Selyúcida disuelto comienza a cobrar importancia un pequeño estado turco que, al mando de Osmán I, que comienza a unificar distintas ciudades turcas en el Asia Menor formando un pequeño imperio conocido como el Imperio Turco Otomano, el cual comenzará un proceso de expansión a expensas de los territorios del Imperio Bizantino en Asia Menor y Europa Oriental, principalmente en la Península de los Balcanes y que tendrá como corolario la conquista de Constantinopla en 1453 y con ello la caída del Imperio Bizantino. De este modo los turcos lograrían controlar todo el Mediterráneo oriental y, por ende, se convertirían en un intermediario ineludible para el comercio entre Asia y Europa.

Europa en el siglo XV: comercio y linaje.

Es gracias a la caída de Constantinopla que Europa se ve en la necesidad de buscar nuevas rutas comerciales. Sin embargo, para lograr una explicación acabada del proceso de expansión europea del siglo XV es necesario retroceder hasta el siglo X.

Europa se enfrentaba a lentos pero importantes cambios que transformarían su panorama político y económico. Con el fin de las invasiones germánicas (silgo II A.C. – siglo VIII D.C.) los diversos monarcas del viejo continente se consolidaban en el poder y la Iglesia se convertía en un actor fundamental en materia cultural y política, lo que inevitablemente llevó a los distintos reinos europeos a tener diversos conflictos con el Vaticano, los cuales en variadas oportunidades llevaron a enfrentamiento armados que asolaron regiones completas de Europa. Estas constantes guerras, conflictos diplomáticos e intervenciones, llevadas a cabo por los diferentes monarcas, así como también la Iglesia, generó un significativo empobrecimiento de la nobleza en la mayor parte de Europa Occidental, pues los nobles se vieron obligados a aumentar su gasto en la defensa de sus territorios comprando armamento, maquinaria de guerra y contratando ejércitos mercenarios.

Por otro lado, durante el siglo X se produce un despegue económico en Europa dado que se incorporan nuevas técnicas y tecnologías en la agricultura, como lo fueron las herramientas de hierro o el uso de animales para el arado. Esto sumado a un aumento en el suelo agrícola debido al desecamiento de zonas pantanosas y la desforestación de bosques, generaron un excedente de alimentos con lo que se produce una reactivación del comercio formándose una nueva clase social: la burguesía. Esta nueva clase social se caracterizó por su gran poder económico, pero al mismo tiempo, por su escasa influencia política, la cual se convirtió en su principal objetico. El contexto de una nobleza debilitada y empobrecida contribuyó de forma determinante para que la burguesía lograra dicha meta. Los nobles recurrieron constantemente a los burgueses en búsqueda de préstamos que con mucha frecuencia eran incapaces de pagar, por lo cual, las tierras de los nobles pasaron gradualmente a los burgueses debilitando aún más la posición de las familias tradicionales de los reinos europeos y fortaleciendo significativamente a la burguesía.

A pesar de lo anterior, la burguesía no lograba validar su posición como actor político en el continente, debido a que dicho papel era desempeñado por familias de la alta nobleza que no aceptarían la intervención de una clase sin linaje. Es por ello que los burgueses buscaron convenir matrimonios con las familias nobles, de este modo los burgueses buscaban asegurar su participación en la política, mientras los nobles buscaban volver a su época de esplendor mediante el dinero de los burgueses. La instancia utilizada por los burgueses con mayor frecuencia para impresionar a los nobles con su riqueza eran las cenas, en las cuales ofrecían a las familias nobles comidas exóticas, y por ende muy costosas; en el siglo XV lo más costoso en materia gastronómica eran los condimentos traídos del lejano oriente por los comerciantes de las ciudades italianas mediante el Imperio Bizantino, sin embargo, con la caída de Constantinopla a manos del Imperio Otomano en 1453 el comercio por el Mediterráneo ya no era rentable pues las nuevas tarifas impuestas con los otomanos eran demasiado elevadas por lo que ni siquiera los burgueses podían pagar por los productos traídos de oriente, esta situación dejó a la burguesía sin herramientas para ganar prestigio y conseguir un lugar entre la nobleza, por lo que, intentando encontrar una solución a dicho problema es que los burgueses comienzan a promover y financiar viajes de exploración para encontrar una nueva ruta hacia las especias, y será uno de esos viajes el que terminará encontrándose con tierras desconocidas para los europeos: el Continente Americano.

Consideraciones finales.

Muchas veces los pequeños acontecimientos, observados pensando en las repercusiones que tienen para la historia mundial, pueden parecer intranscendentes, sin embargo, la migración de un pueblo que había desempeñado un papel secundario en la historia de Asia generó, a largo plazo, uno de los procesos históricos más relevantes y complejos de los que se tenga registro. Es necesario tener en cuenta que lo expuesto en el desarrollo de este artículo no es más que la punta del iceberg en lo que se refiere al análisis de una serie de procesos históricos que comienzan con la migración del pueblo turco a Asia central y que termina con la consolidación política, económica y cultural de la conquista de América por parte del Imperio Español. Por lo que, es correcto afirmar que elementos tan característicos de las sociedades latinoamericanas como lo son el idioma, la religión e incluso las fronteras actuales de muchos países del continente son, el resultado indirecto del desplazamiento de un pueblo nómade asiático durante el siglo V D.C.

Es por ello que la historia es siempre universal, no se entiende la historia de un país sin comprender lo que ocurre en el mismo periodo a escala continental o incluso mundial, pues ninguna sociedad está aislada de su entorno, siempre existe un contexto que está determinado de una u otra forma por la situación mundial, pues la caída de un imperio como el Bizantino generó en el mediano plazo la enorme expansión de otros imperios como los imperios Español y Portugués, y por consecuencia la conquista del continente americano.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Galdur